Pilar Sordo en las 1ras Jornadas de la Cámara de Mujeres de la Corporación

En el marco de las 1ras Jornadas de la Cámara de Mujeres de la Corporación, llevada a cabo en Mayo del 2012, la Cónsul de Chile, Constanza Figueroa Sepúlveda, presentó la entrevista realizada a la Psicóloga Pilar Sordo.

 

Pregunta: Hola Pilar, como estás?

Respuesta de Pilar Sordo: Bien, gracias. Muy contenta de estar acá. Feliz de poder conversar contigo. 

P: Muchas gracias por este tiempo que nos estas dando. Habría muchísimo para preguntarte, pero tenemos poco tiempo, entonces, nos vamos a centrar en dos cosas que son muy importantes para la mujer y para este momento que vivimos. Uno es la felicidad. Vos hablas de felicidad, crees que este momento tan convulsionado es posible lograrla o es un vocablo que ha caído en desuso o podemos construirla?

R: Es que cuando uno ya habla de lograr la felicidad ya está equivocado, porque la coloca en una meta que no es alcanzable o que es lograble desde algún lugar lejano. Yo siento que la decisión de ser feliz es ahora, y por lo tanto eso si uno lo puede lograr en la medida que uno se hace cargo de la vida buena o mala que tiene y uno entiende que tiene que aprender a caminar con los dolores que vive porque si uno espera que esos dolores pasen definitivamente uno no toma ninguna decisión.

P: Claro. Bien. Y cuando hablamos de plenitud en la vida de la mujer muchas veces ese concepto se derrumba porque a la mujer le cuesta organizar el tiempo entre lo personal, lo familiar y lo laboral. Justamente en este evento que vamos a hablar del orden laboral, que mirada vos tenés sobre esto como para que la mujer pueda organizar todos esos roles y esos tiempos que están en juego.

R: Es que yo no creo que tenga problemas en la organización. Yo creo que nuestro problema pasa por el goce. Yo siento que nosotras tenemos que decidir que cosas somos capaces de hacer y cuales no. Por lo tanto, hay que aprender a delegar, hay que aprender a pedir ayuda, hay que aprender a decir que uno no puede, etc., pero independiente de eso, el resto que queda, que a mi juicio es la gran tarea que un día hay que ejecutar, tiene que ver fundamentalmente con la capacidad de recuperar la alegría en lo que se hace. Sea cual sea el rol que la mujer ejerza, no puede ser que nos quejamos todo el día. Digamos, objetivamente tenemos que recuperar la capacidad de equilibrio en ese camino, porque sino efectivamente, el más difícil tomar la decisión de ser feliz.  

P: Bien. En ese camino, vos decís, mostrar por fuera lo que tenemos dentro. Vos pensás que la mujer, en general, no es espontánea o que no está acostumbrada a hacer una mirada en su interior, que pueda llevarla a una mejor vida?

R: No, yo creo que estamos mas acostumbradas que los hombres, de hecho, a hacer eso.

P: Más de introspección.

R: Más alerta a las variables emocionales que los masculinos en forma tradicional. El tema es que nos quedamos pegadas en eso y nos cuesta desde ahí salir afuera para poder encontrarnos en ese camino, digamos. Yo creo que ahí es donde está el punto.

P: Gracias. Y para finalizar, cual crees que es el gran desafío para la mujer en estos tiempos de crisis y de búsqueda de nuevos paradigmas, frente sobretodo a esta crisis de valores.

R: Tiene que ver un poco con lo que te respondía recién. Creo que el gran desafío de la mujer hoy, lo tenemos en nuestras cabezas, y creo que en la medida que seamos capaces de equilibrarnos internamente y de aceptarnos o hacernos cargo internamente, de nuestros propios procesos, es mucho mas fácil que salgamos hacia afuera. Creo que el espacio público nos va a acoger mejor, en la medida en que yo estoy mas integrada en el placer y no desde el deber solamente.

P: Bien. Algo que quieras agregar, mas allá de las preguntas?

R: Solamente mandarles un abrazo. Que todo este seminario y todo lo que están preparando salga maravillosamente. Que las mujeres creamos que somos capaces de hacer todo lo que nos proponemos, en la medida de que recuperemos también la capacidad para el disfrute y la capacidad, por supuesto, para decidir ser feliz todos los días. Así que, un abrazo grande para todas.

R: Muchas gracias Pilar.